Si quieres avanzar más rápido entonces GATEA 

1 estrategia para lograrlo

Seguramente has escuchado cosas como “un paso a la vez”, o “ve con calma”, pero cuando estamos iniciando un nuevo proyecto, o queremos lograr un cambio en nuestra vida, esos primeros pasos los queremos lograr dando pasos muy grandes, sin pararnos realmente a evaluar el camino que debemos recorrer, teniendo como resultado final que abandonamos antes de tiempo el proyecto o no logramos el cambio que deseamos; ya que al primer obstáculo nos atemorizamos y renunciamos.

Los cambios radicales pueden hacer surgir tus ocultas y no tan ocultas dudas y temores, y hacer que el cerebro eleve los niveles hormonales generando bajos niveles de creatividad; por eso los grandes esfuerzos para hacer un cambio no son los más recomendables.

Todo cambio, incluso los positivos dan miedo, y cuando el miedo se apodera, pude impedir la creatividad, el cambio y el éxito.

Hoy te quiero compartir una estrategia que puedes implantar para lograr el cambio que desees en tu vida, extraída del libro “Un pequeño paso puede cambiar tu vida” de Robert Maurer

La estrategia es: “REALIZAR ACCIONES PEQUEÑAS”

Cuando quieras iniciar una meta, un proyecto o un cambio de hábito en tu vida, trata de que tus acciones sean muy pequeñas, tan pequeñas que hasta parezcan raras y hasta ridículas.

Es una forma de decirle a tu cerebro “Ah, este cambio es tan pequeño que lo puedes lograr”

Dar pasos pequeños sabiendo que con eso calmas tus miedos y comprender que estas en el proceso de creación de nuevos hábitos requieren confianza y optimismo. No puedes rendirte por no ver los resultados de forma inmediata, así no se consiguen los grandes sueños.

Es preferible hacer el cambio más lento pero seguro, que seguir estancado y no avanzar en lo absoluto.

Comienza preguntándote varias veces lo siguiente, hasta que logres que el paso sea realmente pequeño:

¿Qué paso pequeño, insignificante puedes dar para que logres la meta que te propones?

Sabrás que es un paso pequeño porque tendrás la certeza de que lo puedes lograr.
Te comparto un ejemplo que plantea el libro para que puedas verlo más fácilmente.

Supongamos que el Tema es la Salud.

¿Qué paso pequeño, insignificante, puedes dar que pueda mejorar la calidad de tu salud?
R: Hacer ejercicio con más frecuencia
Inténtalo otra vez
¿Qué paso pequeño, insignificante, puedes dar que pueda mejorar la calidad de tu salud?
R: Comer menos
Inténtalo otra vez
¿Qué paso pequeño, insignificante, puedes dar que pueda mejorar la calidad de tu salud?
R: Dejar el azúcar
Inténtalo otra vez
¿Qué paso pequeño, insignificante, puedes dar que pueda mejorar la calidad de tu salud?
R: Comer menos azúcar
Inténtalo otra vez
¿Qué paso pequeño, insignificante, puedes dar que pueda mejorar la calidad de tu salud?
R: En vez de usar dos cucharadas de azúcar para el café usar solo una.

Como te suena eso, crees que puedas logralo….

Así vas avanzando hasta que logres controlar el uso excesivo del azúcar.

¿Qué opinas de esta estrategia? Crees que pueda funcionarte, coméntanos con que meta la aplicarías y cual sería ese paso pequeño que darías.

Adriana Del Castillo

 

Crédito por la foto: Picsea on Unsplash


1 comentario

Barb Coach · marzo 23, 2018 a las 1:26 pm

Totalmente de acuerdo! Nos atascamos cuando queremos abarcar demasiado, o nos ponemos excusas y nos autosaboteamos porque somos animalitos de costumbres…

Mejor avanzar seguro y poco a poco, de forma que no demos un paso adelante y dos atrás…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *