Leyes Universales- Ley del Mentalismo

Publicado por Adriana Del Castillo en

Las Leyes Universales – la Ley del Mentalismo.

Desde la antigüedad se conoce sobre los principios o leyes universales, en aquel entonces solo pocos tenían acceso a esta información ya que la humanidad no estaba preparada para entender ni aplicar estos principios, pero en la actualidad ya estos conocimientos están al alcance de todos, y podemos entender y aprender cómo funcionan, aplicarlos en nuestra vida y usarlos a nuestro favor.

La Filosofía Hermética

Esta filosofía se basa en enseñanzas que se originaron desde el antiguo Egipto, por un Maestro que fue reconocido por el nombre de Hermes Trismegisto quien desarrolló estas leyes, las cuales fueron recolectadas en un texto llamado el Kybalion, el cual fue celosamente cuidado y transferido de discípulo a discípulo.

Se dice que Hermes Trismegisto fue el padre de la sabiduría, el fundador de la astrología y el descubridor de la alquimia.

En la filosofía Hermética se hablan de estos principios y se mencionan 7 de ellos que son:

  1. El principio del Mentalismo
  2. El principio de correspondencia
  3. El principio de vibración
  4. El principio de polaridad
  5. El principio de ritmo
  6. El principio de causa y efecto
  7. El Principio de Generación

Uno de sus pasajes dice.

“Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría” El Kybalion.

En este artículo nos vamos a enfocar en el primer principio la Ley del Mentalismo.

La Ley del Mentalismo

La Ley del Mentalismo dice; “El Todo es mente, el universo es mental”

¿Pero qué significa esto y cómo afecta el día a día?

La Ley del Mentalismo es un principio de la Creación que siempre está en funcionamiento y que se encarga de mantener el orden y la armonía en toda la creación. Es como la Ley de la gravedad, ella siempre está allí, aunque nosotros no le prestemos atención e incluso ni conozcamos como funciona.

¿Pero de que se trata esta ley del mentalismo?, ella plantea que El Todo, Dios, el Universo, la Fuente o como lo reconozcas, porque realmente el nombre que le coloques no importa, nos creó a partir de un pensamiento, con la intención de poder conocerse y experimentarse. Todo lo que vemos, los universos, las galaxias, los planetas fueron pensados antes de ser Creados.

Ahora nosotros somos parte de su creación, y nos creó con la capacidad de ser conscientes de nuestro alrededor, somos seres pensantes y por ende también creamos a partir de nuestros pensamientos; al igual que la fuente.

¿Cómo es posible que con solo pensar en algo y darle intención pueda realmente crearlo, así como Dios lo hace?, ¿es eso realmente posible?

Pues SI en posible y es una Ley, y a veces esta es una de las cosas más difíciles de entender desde nuestra mente racional, que siempre estás creando tu realidad con tus pensamientos, todo lo que ves a tu alrededor ha sido creado en tu mente primero ya sea que veas esas creaciones como cosas positivas o negativas, igualmente tú las creaste.

Este es un principio que hay que comprenderlo e internalizarlo hasta que se entienda el verdadero poder que tienen los Pensamientos.

Ahora, si el Universo es mente, una pregunta lógica sería ¿Qué hay en su Mente?

Bueno en su mente esta la única verdad, lo que es y siempre será, la realidad de lo que es y lo que somos: amor, abundancia, bienestar, salud, dicha, alegría, diversión, paz, posibilidades ilimitadas.

Fuimos creados para experimentar la vida, pero desde una energía de amor y no de dolor, y Cuando no puedes ver esto reflejado en tu realidad, es porque está siendo nublada con tu ego, tu personalidad y creencias, y es cuando empiezas a vivir en una ilusión, en un mundo que sólo existe en tu mente limitada, y es cuando empiezas a experimentar, odio, dolor, tristezas, entre muchas otras emociones alteradas, que se encuentran alejadas totalmente de la verdad y lo que es real.

En este momento podrías estás pensando, que esas emociones que sientes (como dolor o tristeza) son bastante reales para ser solo una ilusión, y es verdad hemos estado tanto tiempo, siglos incluso, nublados y desconectados de nuestra realidad espiritual, que terminamos creyéndonos el personaje que estamos representando y no logramos desconectarnos del el, para poder observar que esas experiencias que se estamos transitando, están allí para que aprendamos de ellas y las transcendamos.  Logrando mirarlas desde un nuevo nivel de consciencia.

Fácil, no para nada, es un trabajo diario, de cada segundo, estar presentes y poder reconocer las creaciones que has hecho a partir de tus pensamientos y entender que si no te gusta lo que estás creando puedes parar y empezar de nuevo.

Tu mente Creadora

Tu mente es donde creas la película de tu vida, es como que tuvieras colocados unos lentes de realidad virtual y el juego que está corriendo es el que van creando tus pensamientos, tus creencias y tus emociones. Solo debes quitarte los lentes un rato, reconocer la verdad, que todo es solo Amor, poder ver el mundo exterior como lo ven los ojos de Dios (lleno de amor, abundancia, salud, alegría, diversión) y cuando te vuelvas a colocar los lentes, hazlo con esa otra visión de reconocer que la vida es sólo un juego que decidiste experimentar para poder conocer las diferentes posibilidades que tienes.

“Cada palabra que se pronuncia es un decreto que se manifiesta en lo exterior. La palabra es el pensamiento hablado” Conny Mendez

Los Pensamientos no son inocentes

Una vez leí esta frase “Los pensamientos no son inocentes”, y es que el solo hecho de pensar algo como “la cosa está mala” ya estas automáticamente configurando tu mundo exterior, por lo que tus sentidos van a percibir, por ejemplo: que todo es un caos y vas a experimentar cosas malas; porque es lo que tu pensamiento está creando con esa “inocente” frase “la cosa está mala”

Si quieres transformar tu vida – transforma tu mente.

Se lee muy sencillo “Si quieres transformar tu vida – transforma tu mente”, pero tan complicada de llevar a cabo si tomamos en cuenta que según expertos podemos llegar a tener alrededor de unos 60.000 pensamientos al día, de los cuales la mayoría se repiten, gran parte de ellos son negativos, y muchos se refieren a hechos pasados.

Pero sabes que: es completamente posible tomar el control de lo que dejamos entrar en nuestra mente, sólo debemos tener disciplina y deseos de lograrlo.

Aquí comparto 3 paso que pueden ayudarte con este proceso.

Primero: Hazte consciente de tus pensamientos.

Debes hacerte consciente de la cantidad de veces que repites un pensamiento y de la emoción que le estas otorgando. Una de las maneras de hacerlo es llevando un diario detallado de tus pensamientos por lo menos por una semana y al final revisar lo escrito, esto te ayudará no solo a estar consciente de los pensamientos que llegan a ti, sino que también podrás reconocer un patrón, y te aseguro que éste patrón de pensamientos estará muy relacionado con las experiencias que estás viviendo en este momento.

Segundo: Usa la técnica STOP.

 Luego de hacerte consciente los pensamientos que más se repiten en ti, va a hacer más sencillo identificarlos cuando se presenten nuevamente, y cuando eso suceda enseguida efectúa la técnica del STOP. Que se trata de una técnica psicológica llamada parada de pensamiento, que se emplea para ayudarte a parar esos pensamientos negativos que llegan a tu mente. Lo único que tienes que hacer es darte la orden de Stop o haces algún ruido al momento que reconozcas un pensamiento negativo, con el objeto de interrumpirlo y cambiar inmediatamente el enfoque.

Tercero: Un nuevo pensamiento positivo.

Incorpora el pensamiento contrario, que sea positivo y que te empodere, para así sustituir el anterior.

Pensamientos Colectivo

Muchas veces nos vemos también envueltos en conversaciones negativas o toxicas, que nos traen gran cantidad de pensamientos negativos que no son útiles, en estos casos lo mejor es alejarse, pero si en ese momento no puedes hacerlo, solo repite a tus adentros “No acepto esto ni para mí, ni para ellos”. Este es un sencillo pero poderoso tratamiento que se usa en Metafísica.

Los pensamientos y las emociones.

Si tenemos en cuenta que “Todo lo que se piensa, sintiendo al mismo tiempo una emoción, es lo que se manifiesta y atraes”, debemos no sólo estar pendiente de los pensamientos sino de la intensidad que le colocamos a la emoción que lo acompaña. Podrías preguntarte ¿Cuál es la emoción que me está generando este pensamiento?, para poder así también ir trabajando sobre el manejo adecuado de las emociones.

Los pensamientos y el subconsciente

Luego de entender esta Ley y comprender que es algo que existe queramos o no, debemos entonces aprender a utilizarla a nuestro favor y tomando en cuenta que nuestro cerebro solo recibe un 2% de lo que sucede afuera, gracias a un filtro ubicado en nuestro cerebro llamado formación reticular y que ese 2% está ligado a nuestros pensamiento y creencias, tenemos que estar muy atentos sobre lo que estamos dejando que llegue a nuestro subconsciente

Si quieres saber que estás dejando entrar a tu cerebro y por ende haciendo que la Ley del mentalismo actúe, ve a tu alrededor, que estas manifestando en tu vida, abundancia o escases, salud o enfermedad, amor u odio. Tú decides que pensar, tú decides que manifestar.

Todo es Mente

Al entender entonces que “Todo es mente”, que todo es creado antes en la mente, al comprender que nuestros pensamientos son creadores y no son inocentes, puedes dejar de responsabilizar al exterior por lo que estas experimentando y empezar a hacerte responsable de tu vida, y hacer los cambios necesarios que te ayuden a modificar la realidad que estás viviendo.

Apóyate en la Ley del mentalismo para crear la vida que deseas.

Si te gusta más escuchar que leer, aquí tienes el podcast de la Ley del Mentalismo

Podcast – Electrochoquéate Episodio 6 -Ley del Mentalismo

Y Recuerda despierta el poder que hay en ti, transformando tu Mente, cuerpo y Alma.

Categorías: Descubre tu Ser

1 comentario

AffiliateLabz · febrero 23, 2020 a las 7:15 pm

Great content! Super high-quality! Keep it up! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *