Hola, yo  soy Marialaura

Te cuento un poco de mi….disfruto mucho compartir con mi familia y en especial de los partidos de fútbol de mi hija menor,  no solo por verla jugar, sino porque conozco cada rincón de este hermoso país en el que vivo. Amo ir al cine, aunque después no me acuerde ni de los protagonistas, pero es mi momento de desconexión. Me apasiona estudiar sobre el ser humano y como ayudarles en su crecimiento personal y profesional.

MIS RAICES

Soy venezolana de Nacimiento y costarricense por decisión, ya que emigré a este país cuando tenía 33 años, en busca de mejores oportunidades para mí y los míos. Hoy diez años después puedo decir que ha sido un proceso difícil, pero de mucho fortalecimiento espiritual y crecimiento profesional.

Desde muy temprano supe que mi vocación sería trabajar con seres humanos, fue así como me gradué como Licenciada en Recursos Humanos y a partir de allí no he dejado de estudiar el tema. Realice una especialización en Dinámica de Grupos, una Especialización en PNL y un par de Maestrías. Las circunstancias de la vida me llevaron a trabajar en el área de ventas, con lo cual tuve que estudiar sobre lenguaje no verbal y neurociencias para entender las  decisiones de compra y poder lograr mayores resultados en mis procesos de venta.

En mi caso particular, he tenido dos situaciones de vida en las que apliqué las herramientas y que me gustaría compartírtela. La primera cuando tomé la decisión de emigrar, me vine sin dinero, sin trabajo, pero con la ilusión de una nueva vida. Estuve año y medio sin poder trabajar por la residencia que me solicitaban, además de vivir con un familiar. Esto me hizo comprender que tenía que ver la vida de otra manera y aprovechar cada oportunidad que la vida me daba. Así, tres años después ya habíamos comprado casa, carro y tenía un buen trabajo.

La otra situación fue, cuando me di cuenta que si quería tener trabajo siempre, tenía que aprender a vender, y nunca en mi vida se me había ocurrido tener que vender. Fue así, como estando en mi primer trabajo, una plaza en el área y me la ofrecieron. En ese momento temblaba del pánico, no solo por el temor de lo dar la talla, sino por encontrarme en un país donde no conocía muy bien como trasladarme para visitar a los clientes y en ese momento no existía Waze. Pero tenía el apoyo de mi jefe quien fue mi coach y mentor en ese momento y que creyó en mí y me impulsó a tomar la decisión. Hoy te puedo decir que ha sido una de las mejores experiencias vividas, no solo por todo el estudio que he tenido que hacer sobre el tema, sino por la red de contactos que he generado y que me han permitido estar con trabajo  ¨siempre¨.

En ambos casos, he seguido una serie de pasos que me ayudaron a lograr con éxito estas circunstancias y por ello hoy junto con mi hermana quiero fungir contigo como coach, así como lo hicieron conmigo en su momento, porque en ocasiones necesitamos ese empujón que nos conducirá al éxito.